¿Cómo puedo motivarme para trabajar al máximo?

como, motivarme

Si en algo hay que darles la razón a los detractores de la productividad personal es en que: da igual lo bueno que sea tu método de productividad que si no tienes la motivación para llevarlo a cabo tus objetivos no se alcanzan.

Cae de cajón, es verdad. Ya puedes diseñar la máquina perfecta para resolver todos los problemas del mundo, que si no le das energía no va a producir ningún cambio.

Y ahora bien, ¿deberíamos abandonar todo lo que hemos aprendido y tirar la toalla tras semejante afirmación? Por supuesto que no. No deberíamos, porque en contra de lo que solemos pensar:

  • Tu motivación NO se gestiona mejor organizándote sin método.
  • Tu motivación es algo en lo que puedes influir.

7 ideas para aumentar tu motivación

Es verdad que la motivación es un sujeto bastante incontrolable pero por lo menos tengo 7 técnicas que pueden resultarte útiles. No se trata de usar siempre todas sino de usar la correcta en cada situación:

1. Trabaja tanto como puedas en cosas que te interesan

La primera y mayor razón por la que no trabajamos motivados es porque lo que hacemos no es de nuestro agrado. Es tan simple como eso. La mayor batalla por la motivación se libra decidiendo qué aceptas hacer. Así que primera regla: acostúmbrate a cuestionar lo que haces y lo que te pidan. La triste verdad es que mayoría de la gente ni lo intenta.

2. No tengas miedo de rectificar

Cuando pase el tiempo y te des cuenta de que un de los objetivos que tienes actualmente no es en realidad lo que te interesa no tengas miedo de cambiar. Mucho más estúpido sería seguir haciendo lo que no quieres que admitir el error previo.

3. Mantén siempre en mente el por qué haces algo

En tu cabeza se forman caminos lógicos. Yo quiero irme de viaje, pero para irme de viaje necesito dinero y para ese dinero, necesito trabajar. Si olvido el que me encanta irme de viaje cada hora de trabajo es un absoluto sufrimiento. Moraleja: apúntalo si hace falta, pero prohibido olvidar la razón por la que haces algo que no te apetece. ¿Y si no hay razón? Exacto, lo correcto es no hacerlo.

4. Intercambia lo que se te da bien por lo que no

Hay cosas que te molestan y te cuestan menos que otras. El psicólogo Denis Reagan demostró en 1971 que el hecho de hacer favores a otros crea en ellos una necesidad de devolver el favor, incluso si el favor original no era solicitado (Reciprocity principle, en inglés). Así que ofrece tus capacidades a otros, te crearás con esto una red de entreayuda con mucho potencial.

5. Reorienta un poco tu trabajo si es necesario

El camino de A a B más corto es la línea recta, pero no necesariamente el más rápido. Si algo no te motiva, cámbialo en parte. Puedes convertir, por ejemplo, la redacción de un documento en la excusa para aprender e informarte sobre temas anexos que te interesan. Mayor motivación implica mayor velocidad y acabarás antes a pesar de requerir más trabajo.

6. Crea indicadores y míralos una y otra vez

Las estadísticas enganchan. Especialmente en proyectos a largo plazo, es fácil creer que por perder un día no pasa nada. La solución: contar individualmente el resultado de cada día a través de un indicador bien diseñado. Comienza por lo simple (como monitorizar el peso durante una dieta), pero hazlo cada día y lleva una gráfica. Empezarás a identificar qué contribuye y qué no en seguida, y acabarás por convertir tu reto en un juego.

7. Búscate a alguien que comparta tus problemáticas

No puedes experimentar todo por tu cuenta, pero sí puedes compartir tus resultados con otro (uno o más) que compartan tus objetivos. Intentar resolver algo en comunidad es genial porque algunas soluciones las encontrarás pasivamente.

¿8? ¿9? ¿10…?

Guárdala, imprímela o cópiala en tu agenda, pero asegúrate de que tendrás esta lista delante cuando la necesites.

Ahora que conoces mis 7 técnicas preferidas me encantaría saber cuáles son las tuyas. Si tuvieras que escoger una y sólo una: ¿qué técnica empleas para acelerar tu ritmo cuando una tarea no te apetece inicialmente?

Iago Fraga

Iago Fraga

Soy consultor, mentor y formador en productividad. En este blog encontrarás la ayuda necesaria para ser más productivo y eficaz

Compártelo en:

Categorías

Si te gusta lo que lees, mi guía te va a encantar

Apúntate a mi boletín exclusivo, descarga mi guía inicial y dispara tu productividad.

guia, como puedo organizarme, iago fraga, portada

Deja un comentario

15 comentarios

  1. Gracias Iago! Como siempre tu información resulta motivante. Sigo en el reto, utilizaré las técnicas… Mucho por poner en práctica. Saludos desde Med – Col

¿Sabías que...?

Si te gusta lo que ves, puedes inscribirte a mi boletín exclusivo, llevarte esta pedazo de guía de regalo y aprender productividad guiado por mí a base de emails. ¿Quieres entrar en mi comunidad de productividad :) ?

guia, como puedo organizarme, iago fraga, portada

0 spam. Solo enviaré a tu email lo que enviaría al mío.

Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda con algo?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?