Definir lo que quiero

El artículo de hoy no tiene nada de teórico, así que manos a la obra, esta vez escribes tú.

Toma una hoja de papel, y divídela en cuatro como se ve en la imagen. Lo que te propongo no te llevará más que un par de minutos y te servirá para definir objetivos coherentes a medio y largo plazo.

definir objetivos

Etapa 1: ¿Quién me gustaría ser y qué me gustaría hacer?

objetivos vitales

Copia el título de la primera etapa en la parte superior izquierda de la hoja.

A continuación escribe con un par de palabras clave en ese cuadro quién querrías ser idealmente y qué querrías hacer si no estuvieses limitado en ningún sentido. No implica añadir cosas como querer volar (que prácticamente son irrealizables) pero sí que debes incluir todo aquello que realmente te gustaría ser incluso si has asumido que nunca será posible.

Etapa 2: ¿Qué necesito conseguir haber hecho o ser en 3/5 años?

objetivos a largo plazo

Copia el título de la segunda etapa en la parte superior derecha de la hoja.

En este cuadro define, pensando en tu yo ideal, cuáles serían los grandes pasos a dar (retos factibles pero que te acerquen lo máximo posible) para alcanzar una parte significativa de tu yo ideal. No dejes de poner objetivos porque te resulten demasiado atrevidos o no sepas cómo llevarlos a cabo.

Etapa 3: ¿Quién soy y qué hago ahora?

objetivos inmediatos

Copia el título de la tercera etapa en la parte inferior izquierda de la hoja.

Ahora describe en ese cuadro con un par de palabras clave cómo eres tú y qué haces actualmente (vida de las últimas semanas). No confundas esto con lo que hacías hace meses o durante las vacaciones, sino que describe fielmente, aunque en pocas palabras, cómo eres últimamente y a lo que dedicas tu tiempo (voluntariamente o no).

Etapa 4: ¿Quién seré y qué estaré haciendo en 1 año?

objetivos anuales

Copia el título de la cuarta etapa en la parte inferior derecha de la hoja.

En el último intenta averiguar qué cambiará en ti y en lo que haces a diario a final de este año si sigues la tendencia que traes hasta ahora. No incluyas resultados de cosas que no has empezado (gimnasio, dietas, etc.) pero puedes incluir en lo que estés trabajando si es probable conseguirlo (una oposición, un ascenso, etc.).

Etapa 5: ¿Es coherente el tránsito?

verificacion de coherencia

Hasta ahora hemos avanzado en dos líneas, que es exactamente como nuestra cabeza tiende a actuar. Por un lado nuestro yo ideal establecido lejos en la distancia, y por otro el yo actual y lo que podemos prever a medio plazo.

Ahora se trata de verificar la coherencia. ¿Puedes alcanzar lo que necesitas conseguir en 3/5 años acumulando durante un par de años avances como los que prevés lograr este Diciembre? Si no es así, claramente tus objetivos no están bien definidos. En algún momento has perdido la conexión entre lo que quieres y el intento por hacerlo realidad. Como consecuencia, lo que haces a diario no te conducirá a lo que quieres.

Definir lo que quiero… para saber lo que debo hacer

Los objetivos nunca los marca tu situación actual, sino la situación a la que quieres llegar.

Toma otra hoja de papel, divídela de nuevo en 4 y copia los dos cuadrados de arriba de la hoja de antes. Ahora define, en base a lo que necesitas conseguir de aquí a 3/5 años, cuáles serán los sub-objetivos que debes lograr al final de este año.

Por último, para alcanzar esos objetivos al final de año, rellena en el cuadro inferior izquierdo cómo deberías reaccionar desde hoy y qué deberías estar haciendo ahora mismo para poder alcanzarlos.

Lo único innegociable no es quién eres ahora mismo, sino quién quieres ser en realidad.

Lo importante de este experimento no es ver los dibujitos y entender el método, sino ponerlo a prueba por ti mismo e intentar responder a la pregunta: ¿qué debo hacer desde ya mismo para alcanzar mis objetivos?

Ahora que tienes tus objetivos claros, ya puedes lanzarte a por ellos con toda seguridad. Eso sí, si aún te quedan 30 segundos libres, me encantará saber a través de un comentario, qué tal te ha ido el experimento y qué piensas hacer con los resultados.

Si te gusta lo que lees, mi guía te va a encantar

Apúntate a mi boletín exclusivo, descarga mi guía inicial y dispara tu productividad.

Deja un comentario

56 comentarios

  1. Vamos a ver cómo va, de entrada parece que la forma de enfocar los objetivos es mucho más congruente de la que he usado siempre y motiva. En un año nos vemos 😉

    • Si es para entrenar te recomiendo que lo hagas con ciclos cortos. Como por ejemplo: 1 semana. Es decir, te marcas un objetivo (o un par de ellos pequeños) el lunes y lo evalúas el lunes siguiente. Es rápido, ágil y sacas conclusiones y aprendizajes pronto.

      El problema de hacerlo de año en año (o directamente con tus objetivos más «grandes» en lo profesional/personal) es que en las primeras veces se falla tanto que es mejor descubrir que un objetivo puede estar mejor escrito el domingo que viene que no dentro de 12 meses.

      ¡Un saludo!

      PD: Si te animas, lo tienes explicado en este otro post, de hecho: https://iagofraga.com/organizacion-progresiva/

  2. Iago Fraga
    Si bien uno tiene presente el metodo u otros metodos, por ahi nos quedamos en eso o por ahi nos frustramos enseguida y no seguimos poniendo en practica.
    Pero me refresco cosas que tenia escrita y enfoca nuevamente.
    Seguimos sumando.

¿Sabías que...

puedes inscribirte a mi boletín privado, llevarte esta pedazo de guía gratis y aprender productividad conmigo?

Inscríbete aquí y te enviaré mis mejores consejos de productividad a tu email.

0 spam. Solo envio a tu email lo que enviaría al mío.

Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda con algo?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?